InfoSur Rosario

Inicio Ecología Fracking avanza en Latinoamérica
Fracking avanza en Latinoamérica PDF Imprimir E-mail Vistas: 2904
Escrito por Santiago Navarro y Renata Bessi   
Domingo, 27 de Diciembre de 2015 09:20

Por Santiago Navarro y Renata Bessi

La fractura hidráulica, o fracking, –técnica para extraer hidrocarburos atrapados dentro de rocas– ha sido el método que empujó a Estados Unidos a pregonar su autosuficiencia energética. En el año 2014 EU se posicionaba como el mayor productor de petróleo en el mundo con 8.95 millones de barriles por día por encima de Arabia Saudita y Rusia. Una previsión que ya había realizado la Agencia Internacional de Energía (EIA por sus siglas en inglés) en el año 2013 con el boom de la explotación de petróleo y gas no convencional.

A fracking well in Colorado, pictured in 2012

Mientras que esta técnica de perforación, que utiliza millones de litros de agua y un coctel de químicos para extraer los hidrocarburos, ya ha sido prohibida en diversos países europeos, como Alemania y Francia, justamente por los riesgos ambientales que representa, en América Latina el campo de explotación se está expandiendo rápidamente. Ya han sido mapeadas reservas en Bolivia, Colombia, Venezuela, Paraguay, Uruguay, Chile, Argentina, Brasil y México, siendo estos tres últimos los que cuentan con mayores reservas en Latinoamérica.

En México, la reforma energética recién aprobada promueve la extracción del gas shale por medio delfracking. Con dicha reforma el gobierno abrió el sector petrolero al sector privado. Por lo menos en 11 de los 32 estados de México, actualmente se explotan mas de mil pozos con esta técnica, donde figuran empresas norteamericanas como la Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes, entre otras. «Yo no sabía nada del petróleo, pero después que nuestra agua se comenzó a contaminar, supimos que en nuestra región están explotando mas de 240 pozos con eso que llaman fracking. Ahora nuestros manantiales están todos contaminados» dijo Mariana Rodríguez de la comunidad de Papantla, Veracruz, México.

Fotografía: www.aida-americas.org

Fotografía: www.aida-americas.org

De acuerdo con el investigador Francisco Cravioto de la Alianza Mexicana contra el Fracking, existe poco conocimiento en las comunidades sobre el método fracking. «Sólo se conoce la dimensión de las afectaciones hasta que las comienzan a experimentar directamente, como el caso de la región norte de Veracruz, México, donde ya se están explotando por lo menos 240 pozos con esta técnica», comentó Cravioto, quien también es miembro del Centro de Análisis e Investigación, de la organización civil mexicana FUNDAR.

Mientras tanto Argentina es considerada como la capital latinoamericana del fracking por las explotaciones en la cuenca neuquina, extensa comarca petrolera que abarca la provincia del Neuquen, donde se encuentra la formación Vaca Muerta. En este 2015 se superaron las 1000 perforaciones en reservorios de gas shale de arenas compactas y petróleo tight de esquistos o pizarras con la técnica delfracking. De acuerdo con los datos de la EIA en 2015, sólo Estados Unidos, Canadá y más recientemente Argentina y China producen volúmenes comerciales de este tipo de hidrocarburos, estos dos últimos países lideran el desarrollo de la extracción de shale.

Siguiendo los datos de la EIA, Rusia concentra una quinta parte de todas las reservas mundiales, técnicamente recuperables, de crudo no convencional (con 75,000 millones de barriles), le sigue Estados Unidos (58,000 millones) y a más distancia China (32,000 millones), Argentina (27,000 millones) y Libia (26,000 millones). Estos cinco países reúnen más del 60% de todas las reservas de gas shale del planeta.

Petróleo atrapado en rocas

El termino inglés shale no tiene una traducción exacta al español y a veces se usa como sinónimo esquistos, lutitas, pizarras, o pelitas. El shale es una roca llamada madre o roca almacén. Son rocas con micro poros que no tienen permeabilidad, lo que significa que no hay conexión entre los poros que comparte la roca donde se encuentran alojados los hidrocarburos. El fracking es la única forma de extraer el gas y el petróleo no convencional, sobre todo, shale gas, shale oil y gas de Carbón

Es importante resaltar que los yacimientos no convencionales se clasifican de acuerdo a su método de explotación: 1) Extracción tipo minera, empleada para esquistos bituminosos y arenas bituminosas; 2) Por medio de pozos, empleando para la extracción de gas en arenas compactas (tigth gas), gas y petróleo de esquistos o pizarras (shale gas/shale oil), petróleos extrapesados y gas de carbón (coal bed methane); 3) Otros tipos de extracción considerados hidratos de metano y gas de pantanos.

Fotografía: www.pinterest.com

Fotografía: www.pinterest.com

Aguas en peligro

La técnica viene generando una serie de costos ambientales. Produce grandes volúmenes de residuos tóxicos y radiactivos; contaminantes peligrosos en el aire; desestabiliza el clima y las comunidades locales. «La industria del petróleo y el gas ha secuestrado la política energética de los Estados Unidos y desviado varias investigaciones de alto perfil sobre contaminación de acuíferos y sus secuelas, producidas por los pozos de fracking de Pavillion, Wyoming; Dimock, Pensilvania y el condado de Parker, Texas», documenta el reporte de Food & Water llamado «Por qué es urgente prohibir el fracking».

Una de las grandes amenazas hoy en Sudamérica está en la región Entre Ríos y Uruguay, en la zona del Chaco Paranaense. Para el área hay proyecciones de explotación de shale oil y shale gas. «En esta región se encuentra el Acuífero Guaraní, el tercero más grande del mundo, ahí se concentra el 20% de agua de Sudamérica, que abarca desde el sur de Brasil, parte de Paraguay, Argentina y Uruguay. Entonces nuestra preocupación es que si se tiene que perforar a través del acuífero, se va a contaminar y por tanto lo van destruir. Tenemos que pensar si esto vale la pena», dijo a el ingeniero Roberto Orchandio, extrabajador de la industria petrolera en Argentina y Estados Unidos.

«El agua contaminada es un gran problema. Hay lugares donde va ser un desastre, como el norte de México donde no hay agua y es irracional desperdiciarla. Porque son lugares donde no podrá habitar nadie», dice Orchandio, haciendo referencia a la inevitable fuga de agua contaminada. «Todos los pozos nuevos tienen una fuga de por lo menos un 6% de agua, agregando las cimentaciones mal construidas, los accidentes en los tubos y las corrosiones».

El Observatorio de Petróleo Sur de Argentina ha documentado que una cantidad significante del agua usada retorna a la superficie, después de ser inyectada a gran presión en las rocas y generar la fractura, dentro de los primeros días o semanas, y viene acompañada por grandes cantidades de metano. «Entre el 0.6 y el 3.2% de la producción total de un pozo no convencional –puede ser un barril o millones– se emite como gas metano (CH4), durante el tiempo de extracción, junto con los fluidos de retorno –agua mezclada con los químicos. Es un gas de efecto invernadero 25 veces más potente que el CO2», asevera el ingeniero Orchandio.

«En México los principales afectados son los pueblos indígenas, los campesinos. Están destruyendo su territorio ancestral, ahí donde se guarda su historia, tradiciones y su conocimiento. Están destruyendo ecosistemas completos, mantos acuíferos superficiales y subterráneos. Es un despojo territorial», afirma Francisco Cravioto.

La tendencia de todos los países es crecer y consumir más, el precio del petróleo gira en torno a la oferta y la demanda, avalúa Orchandio. «Es muy difícil hacer una evaluación del volumen o de la cantidad que puede ser necesaria para mantener el ritmo de crecimiento económico exponencial de los países con mayor crecimiento, como China y Estados Unidos. A mi me aterra la idea de pensar que puedan hacer en Argentina lo mismo que hicieron en Texas, donde prohibieron el fracking, y tiempo después prohibieron que se prohibiera el fracking. Los lugares donde exploten estos hidrocarburos no podrá vivir nadie, porque detrás van dejando todo muerto y esto es lo mismo para México o Brasil».

Fotografía: www.cambioclimatico-bolivia.org

Fotografía: www.news.stanford.edu

La autosuficiencia

De acuerdo con Orchandio, esta técnica no se había usado por los altos costos que implica y por los costos ambientales. «Desde que EU incursionó en los pozos no convencionales, sólo en el año 2010 se totalizaron a nivel mundial 2,500,000 fracturas hidráulicas. La irrupción inició en EU, concentrada en tres estados, Pennsylvania, Texas y con especial atención en Dakota del Norte como máximo exponente, convirtiéndose en la Arabia Saudita americana», explica el ingeniero.

El economista Javier Martínez opina que la extracción del petróleo no convencional es mucho más cara que la del crudo convencional y se agudiza con esta caída de los precios por existir una mayor oferta. «Los costos de producción de un barril por medio del fracking puede costar de 25 hasta 60 dólares y eso ya no es rentable. Esto puede perjudicar financieramente a Estados Unidos, porque con la titulación –papeles de compra de petróleo a futuro– se esta creando una burbuja especulativa que va a reventar», afirmó Javier Martínez.

Según Alejandro Martínez Villegas, gerente de AMV Consultores y experto en temas del sector petrolero, en Estados Unidos, cuando arrancó la crisis se decía que necesitaban un mínimo de 65 dólares por barril para que el negocio fuera rentable.

Fotografía: www.corpwatch.org

Fotografía: www.corpwatch.org

Orchandio asegura que los hidrocarburos no convencionales solo son un alivio temporal. El opina que los pozos tienen una vida de aproximadamente seis años y que sólo en el primer año se puede explotar hasta 70% de su capacidad. «La productividad de estos pozos es demasiado baja. Para mantener una cuota de producción hay que perforar pozos como locos. Solo por poner un ejemplo, en Dakota del Norte, Estados Unidos, ellos tienen que perforar 1,500 pozos por año, una monstruosidad», explica Orchandio, quien también forma parte del grupo argentino que produjo el libro, 20 Mitos y Realidades del fracking. «En Estados Unidos ya se encontraron y explotaron todas las zonas mas ricas llamados sweet spot –grandes bolsones de hidrocarburos– y no hay más».

El ingeniero avalúa que la situación de las reservas de hidrocarburos es alarmante a nivel mundial. «Las reservas caen entre un 4 y 5% por año, es decir, que al cabo de 3 años cayeron 12% aproximadamente. Este 12 o 13% de la producción mundial es lo que produce Arabia Saudita. Esto nos dice que cada tres años nosotros deberíamos poner en producción una nueva Arabia Saudita, pero ya no hay más. Avanzan a marchas forzadas para explotar más pozos no convencionales en otros países. Se avecina un colapso de la matriz tecnológica, un tema de seguridad nacional para EU», manifiesta Orchandio.

John Sax Fernández, autor de libro La compra-venta de México, argumenta que el concepto de seguridad nacional para EU se consolidó como categoría política durante la Guerra Fría, especialmente en las zonas donde tenia influencia. «Esta doctrina se convirtió en una especie de «razón social» para justificar una amplia gama de acciones, como el espionaje o la ocupación, para asegurar objetivos estrategicos politicos y económicos».

Mapa: www.cartocritica.org.mx

Mapa: www.cartocritica.org.mx

Presiones, espionaje y corrupción

Los documentos filtrados por el ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Edward Snowden, en el año 2013, confirmaron que esta agencia, perteneciente al gobierno de los Estados Unidos, espió las comunicaciones internas de Pemex en México y de Petrobras en Brasil, entre otras paraestatales.

«En relación al espionaje de la NSA, no parece ser simplemente un operativo de robo de secretos industriales. Es espiar para identificar esos eslabones frágiles de la cadena de mando, para saber dónde penetrar, con quién negociar, a quién promover, a quién sacar del proceso político-económico», aseveró el doctor John Sax Fernández, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), también autor del libro La Energía en México: situación y alternativas.

Mientras que en este año 2015, el sitio de información DeSmogBlog reveló que la ex secretaria del Departamento de Estado, Hillary Clinton, ayudó al gobierno mexicano a tejer una cadena de simulaciones para abrir el sector energético –principalmente el petróleo y gas no convencional hoy explotado mediante el fracking– a las grandes compañías internacionales con la reforma energética, consolidada en el año 2014. El gobierno de México se ajustó a las necesidades de ExxonMobil, Chevron, BP, el Instituto Americano del Petróleo, los productores independientes de petróleo de Estados Unidos y otros, destaca la nota firmada por el periodista Steve Horn.

«La reforma energética abrió las puertas para las empresas privadas nacionales y transnacionales. En este año 2015 ya fuimos testigos de las primeras tres fases de la Ronda 1 donde se pusieron en venta polígonos en el golfo de México. La idea es entregar 4 rondas de licitaciones por lo menos hasta el año 2018. En lo que corresponde sólo a la Ronda 1 se habla de una 5ª fase donde lo único que se van a entregar son polígonos en campos no convencionales», dijo Francisco Cravioto.

Fotografía: labrokenface.com

Fotografía: www.labrokenface.com

Mientras tanto en Argentina, la principal empresa productora de hidrocarburos de este país, YPF, y Chevron firmaron un acuerdo en secreto entre partes para explorar y explotar recursos no convencionales en la formación Vaca Muerta, donde Chevron impuso sus reglas. Tiempo después el poder ejecutivo dio su aprobación con el decreto 929/13 generando un debate y rechazo por parte de los ciudadanos, ya que YPF fue estatizada recientemente y por tanto no puede sostener negociaciones en secreto por ser una entidad del orden público.

Tras firmar este convenio, en el año 2013 el senador Rubén Giustiniani pidió acceder al texto completo para su divulgación, pero la justicia de Argentina rechazó su petición. El senador apelaba a la supuesta existencia de «cláusulas secretas en el contrato», entre ellas un hipotético «compromiso que obliga al país a entregar por más de 35 años una zona que es la tercera más rica del mundo en petróleo y gas no convencional» y una «cláusula que asegura el cobro a perpetuidad de regalías aunque Chevron se retire del negocio».

«Las empresas transnacionales que quieren invertir en Argentina buscan garantías por el precio para la extracción y los cambios necesarios en al legislación para asegurar sus inversiones», asevera el ingeniero Orchandio. «No sabemos hacia donde esta yendo el negocio del petróleo no convencional en Argentina. Los inversores afirman que sí vienen a la Argentina, sólo si se mejoran las condiciones económicas, prácticamente ellos quieren que les paguemos para que se lleven el petróleo».

La resistencia

Desde México, Brasil y Argentina las inconformidades con la explotación de los hidrocarburos no convencionales se agudizan.

En Brasil, ante la licitación de bloques para la exploración y explotación de esquistos, ofrecidos, con un área total de 168,348 kilómetros cuadrados, organizaciones, investigadores y activistas que forman parte de la Coalición No Fracking Brasil (COESUS) mantienen protestas y actividades constantes contra el fracking. En octubre de este año 2015 en Paraná, Bahía, Minas Gerais, Mato Grosso, Acre y el Distrito Federal, se manifestaron frente a las oficinas de las empresas de combustibles fósiles que participarán en la subasta del gobierno brasileño de nuevos bloques para fracking. A esta manifestació2n se sumaron 28 países, incluyendo Portugal, Inglaterra y España, quines se manifestarán frente a embajadas y consulados brasileños.

En México, la Alianza Mexicana contra el Fracking se ha opuesto a la explotación de hidrocarburos no convencionales y como parte de sus diversas acciones con la campaña ¡Di no al Fracking en México! sostiene, junto con artistas reconocidos a nivel internacional, una campaña difundida en la creación de su reciente video, donde informan lo que es y de lo que implica dicha técnica. A esto se suman comunidades indígenas y campesinas con protestas y cierre de carreteras para exigir al gobierno que respete sus tierras ancestrales.

Por otra parte, en Argentina diversas organizaciones junto con el Movimiento Artístico-Cultural Contra el Fracking lanzaron una declaración donde apelan, «al principio de prevención o al principio precautorio, en función de la experiencia global existente y dado los impactos que produce en la salud humana y el ambiente, nuestro país debe detener cualquier emprendimiento de este tipo, mediante una moratoria, esto es, a través de la suspensión».

http://subversiones.org/archivos/120459

AddThis Social Bookmark Button
Última actualización el Lunes, 28 de Diciembre de 2015 07:02
 
Share on Myspace

Nuestro Canal

Ultimas Noticias

Seguinos

Contador de Visitas

Buscar en Google

Registrate

Para registrarse

Ingrese su Dirección de Correo:

FeedBurner